Elemento Fuego del zodiaco chino

El elemento Fuego simboliza la energía. Puede resultar tanto positivo como cálido, y negativo y quemarse. Como el Fuego siempre se esfuerza hacia arriba, la gente de este elemento siempre se esfuerza por el liderazgo, la gloria, el reconocimiento. Su vida está llena de sorpresas. Si hay demasiado Fuego en el temperamento, entonces una persona puede ser agresiva, desenfrenada en su lengua y demasiado crítica. Si el Fuego está equilibrado por las cualidades de otros elementos, entonces los representantes del elemento de Fuego son moderados y razonables.

Las personas de los signos del elemento Fuego son buenos organizadores, intentan ser los primeros en todo con su determinación y coraje característicos. Toman decisiones rápidamente, iluminando a las personas con su energía. Tienen muchas ideas nuevas, pero si surgen obstáculos, la persona de Fuego puede volverse incontrolable y egoísta, especialmente para los jóvenes que aún no han aprendido a controlar las emociones. Pero si Fuego aprende a tener en cuenta las opiniones de los demás, irá acompañado de éxito.

El color favorito de los representantes del elemento Fuego es el rojo. En momentos difíciles de desesperación, angustia emocional o fatiga, ayudará a recuperarse. Las fachadas de casas y cabeceras de cama para los bomberos se ubican más preferiblemente en dirección sur. El sol del mediodía les da alegría e inspiración. Las relaciones más exitosas pueden desarrollarse con representantes de los elementos de Metal y Madera. Los elementos de la Tierra tienden a patrocinar el Fuego impulsivo, que no es fácil. Y las dos luces tienen una comprensión completa.

Persona de elemento Fuego

Las cualidades excepcionales de un líder que son características de una persona de Fuego, lo inclinan hacia decisiones rápidas e independencia, le dan la capacidad de influir en las personas. Le atraen las aventuras y las nuevas ideas, no le teme al riesgo, siempre es móvil. Sin embargo, debe contener sus emociones, porque la vanidad y la asertividad pueden fortalecer el egoísmo y hacer que una persona sea incontrolable, especialmente cuando encuentra obstáculos.

Esta tendencia autodestructiva es especialmente notable a una edad temprana. El Fuego con su calor y llama atrae a muchos, pero con una radiación moderada puede causar sufrimiento. El éxito acompaña al Fuego en el caso de que tenga en cuenta las opiniones de los demás. Una fuerte relación con una persona de Fuego se desarrolla con aquellos nacidos bajo los signos de Metal y Madera. La gente de la Tierra está tratando de tomar Fuego bajo su cuidado, lo que, por supuesto, complica la vida de ambos. Con otro Fuego, la persona del Fuego no tiene problemas, ya que se entienden.

Hombre Fuego

Estos hombres necesitan aventura, emoción por las sorpresas y todo tipo de riesgos. Además, necesitan relaciones íntimas, y muchos, son impacientes y apasionados en relación con la vida. Para el elemento Fuego, la palabra "pasión" tiene un significado especial. Con una motivación increíblemente poderosa para el movimiento devastador de la vida hacia adelante, el Fuego a veces puede parecer incontrolable. Y, sin embargo, busca encontrar el equilibrio para no quemarse sobre la marcha. Quizás, precisamente por la necesidad interna de mantenerse al día con la vida y nunca detenerse, el Fuego logra encontrarse con muchas personas y experimentar más placeres y penas que cualquier otro elemento.

La buena suerte está tocando constantemente la puerta de la casa donde vive el Fuego, y él aprovecha esta oportunidad al instante. En el amor, el Fuego puede ser derrotado. Se inclina a tratar sus deberes de manera irresponsable, se niega a escuchar los problemas de los demás y, a menudo, está tan ocupado consigo mismo que ni siquiera tiene tiempo para escuchar el punto de vista de otra persona. Si tu compañero es Fuego, primero debes recordar que le encanta el juego. Le encanta jugar al gato y al ratón con la vida.

El hombre Fuego es un hombre de acción. El resultado no le importa, simplemente sigue adelante y hace lo que necesita, sin importar qué. En el alma, el Fuego es un niño real: fantasea constantemente con temas de amor y relaciones con otras personas. Es por eso que se enamora fácilmente y hace conexiones románticas, pero tan pronto como la vida real alcanza los primeros signos de compromiso, papeleo y otras rutinas de relaciones amorosas puramente ordinarias, se esconde en la curva ... Para ese hombre, las relaciones sexuales no son un acto puramente físico de cópula. Este es el estilo de su existencia.

El deseo es una palabra que está muy cerca del corazón del hombre Fuego. Sin embargo, por deseo, Fuego no significa amor por una persona en particular, sino el deseo por el amor ideal. Proyecta este deseo en casi todas las mujeres que conoce. La debilidad del bombero es el atractivo físico de la pareja, sin embargo, al confiar en su "querida mitad", el Fuego le mostrará atención y una comprensión de sus necesidades. La dificultad del hombre Fuego es que necesita mantenerse en contacto con sus propios sentimientos y con el resto del mundo, aunque el contacto con la realidad no es fácil para el Fuego.

Mujer Fuego

El Fuego tiene la mala costumbre de aferrarse al lugar equivocado. Por esta misma razón, la mujer Fuego, obedeciendo sus propios impulsos, a menudo se encuentra en los brazos del hombre "equivocado". El problema de la mujer Fuego radica en sus altos ideales evasivos. Para una mujer Fuego, el romance nunca muere. Ella necesita involucrarse en el juego. Ella no tiene miedo de encontrar un hombre adecuado, pero en ese caso, sin titubear, puede deshacerse de él. Sometiéndose a sus impulsos a menudo irracionales, esta niña arroja fácilmente a los hombres a sus pies.

La mayoría de las mujeres de Fuego prefieren tomar la iniciativa en una relación. Por lo general, son muy atractivos y requieren una atención excepcional, a menudo atraen precisamente a aquellos hombres para quienes un estilo tan independiente de relaciones amorosas es un atolladero fatal. Tal caballero interesará a la mujer Fuego solo por un tiempo: al igual que el hombre Fuego, ella prefiere jugar varios juegos a la vez, viendo a los admiradores infelices quemarse uno por uno en la llama de su pasión. El papel principal en la relación es tan importante para la mujer Fuego que la incapacidad de tomar el control generalmente conduce a un colapso, tan espontáneo como el comienzo.

La mujer Fuego intuitivamente siente lo que necesita y, por regla general, obtiene lo que quiere. Sin embargo, no menos, el Fuego necesita amistad. El sentimiento de camaradería nunca perderá su significado a los ojos de ningún representante de este elemento. Para la mujer Fuego, la vida sexual está asociada con una gran pasión; requiere gran imaginación y emoción. El cumplimiento monótono del "deber conyugal" no es para ella, y si un hombre ha agotado su oferta de romance, rápidamente sentirá aburrimiento en una relación.

En el corazón de la mujer Fuego hay mucho más optimismo, esperanza y deseo que los representantes de cualquier otro elemento; pero tomará algún tiempo para que su honestidad y sensibilidad salgan del cuidado que todo lo consume, su amor propio y su apariencia. Pero tan pronto como alguien logra meterse en su alma, la mujer Fuego demostrará que es casi mejor que otros elementos capaces de brindar felicidad a otra persona, ¡porque ella misma está ansiosa por ello!

Elementos del horóscopo chino