Compatibilidad de elementos del zodiaco

Todos los signos del zodiaco se dividen en cuatro grupos según sus elementos. Es la influencia del elemento del elemento lo que determina en gran medida el temperamento y la compatibilidad amorosa de una persona. La mejor compatibilidad en el amor es posible entre aquellos nacidos bajo el mismo elemento o con representantes de elementos amigos: Fuego y Aire (dos elementos activos) y Agua con Tierra (elementos pasivos), aunque esto no significa que no haya ningún problema en su relación. La combinación de elementos activos y pasivos es problemática, aunque está lejos de ser siempre inútil. La compatibilidad elemental es uno de los muchos detalles de la imagen general. Sabiendo cómo interactúan, puedes comprenderte mejor a ti mismo y a los deseos de tu pareja, sin hacer de la tragedia algo tan común como la diferencia en los temperamentos y las expectativas emocionales.

Compatibilidad de dos elementos idénticos

Fuego-Fuego

Al principio puede parecer que las personas con dominio en los horóscopos del mismo elemento son perfectamente adecuadas entre sí, sin embargo, en realidad, para el amor a largo plazo y las relaciones más armoniosas, se necesita una combinación de elementos complementarios. La relación de las personas con el dominio en el horóscopo de ambos elementos de Fuego puede parecer impecable desde un lado, pero en realidad no todo es tan perfecto. Aunque, sin duda, ¡no tendrán que anhelar y aburrirse!

Aries ♈, Leo ♌ y Sagitario ♐ se enamoran con extrema facilidad, pero, por desgracia, se enfrían con la misma rapidez. Para ellos, la vida sin amor no es vida; Aries y Sagitario tienen un deseo de nuevas conexiones y relaciones más que Leo, que es más permanente en el amor. El Fuego y el Fuego son perfectamente compatibles en el sexo: ambos compañeros son inventivos y voluptuosos. Sin embargo, existe un gran riesgo de que sus campañas "hacia la izquierda", que siempre excitan los celos terribles y la sospecha de los socios entre sí.

La combinación de elementos de Fuego puede ser inusualmente creativa y fructífera, sin embargo, al no tener, por ejemplo: precaución y practicidad del elemento Tierra, los signos de Fuego a menudo caen en problemas financieros. Esta es una unión de personas extravagantes que viven solo hoy y no toleran recordatorios de asuntos y responsabilidades mundanas. Esta pareja puede vivir bien en la juventud cuando pueden mantenerse por sí mismos. Pero si a lo largo de los años no pueden manejar su impulsividad y extravagancia, su relación puede colapsar como un castillo de naipes en el viento.

Otro defecto importante en la relación entre los elementos del Fuego es el deseo eterno de ambos socios de liderazgo, debido a que uno de los socios tendrá que terminar en la humillante posición de un subordinado para él: con el tiempo, este socio preferirá encontrar un nuevo compañero para sí mismo y partir, acompañando tu propia ruptura con una escena tormentosa con un utensilio sensacional. Debes ser amigo del Fuego y trabajar con cuidado: sin quemar la maleza, se apagará, y si hay demasiada maleza, se saldrá de control, quemando a todos a su manera.

Tierra-Tierra

En esta unión no habrá peleas dramáticas y peleas, que están en las relaciones de dos signos ardientes, y, especialmente, problemas emocionales y materiales, no habrá ansiedades fuertes, gran pasión en ellos. Todos los signos de Tierra quieren tener seguridad y estabilidad, no necesitan aventuras locas. Se respetan y ayudan mutuamente, y mientras otras personas están ocupadas con sus vanidades, divorcios y nuevos matrimonios, viven en su matrimonio durante mucho tiempo, pacíficamente, con alegría y felicidad. E incluso si de repente, surgen algún tipo de problemas en su unión, el sentido común y el ansia de constancia y estabilidad de ambos prevalecerá siempre sobre todas las adversidades.

Esta pareja es excelente en términos sexuales. No les gusta hablar sobre sus problemas emocionales en absoluto. Al mismo tiempo, aunque desean restringir los sentimientos personales en aras de la seguridad y la fiabilidad de su estado civil, son inusualmente susceptibles al atractivo romántico del sexo opuesto. Pero los signos terrenales nunca cambiarán a su cónyuge, ya sea que lo amen o no. Aunque el deseo subconsciente de todos por un tabú siempre los está tentando a violar la lealtad a un compañero cercano. Todos los signos de los elementos de la Tierra tienen una gran responsabilidad en sus relaciones y, por lo tanto, sus alianzas son a menudo largas y felices.

Aire-Aire

Las relaciones entre los mismos elementos tienen sus pros y sus contras, el menos al final supera. La compatibilidad de las personas con los elementos del Aire / Aire (Géminis, Libra y Acuario) no es una excepción, y su relación también tendrá desventajas. Si durante un cierto período todo saldrá muy bien, pero los socios comenzarán a culparse mutuamente por la impracticabilidad y la incapacidad para realizar y realizar tareas vitales en lugar de "volar constantemente en las nubes".

Todos los signos del elemento Aire (Géminis, Libra y Acuario) son muy románticos. Se relacionan con el amor un poco de literatura, dando gran importancia a todo lo relacionado con el amor. Dado que la intimidad física en una relación no es lo más importante para ellos, están predominantemente dispuestos a rendirse a fantasías y experiencias imaginarias, en lugar de ver todas las realidades de la vida que los rodean.

Esta pareja participará enérgicamente en la vida pública. Aunque a todas las señales aéreas les encanta discutir y discutir, tendrán muchas menos disputas que otras combinaciones de los mismos elementos. Son capaces de irse por un largo tiempo, y con la confianza mutua entre sí, cualquiera de sus "aventuras" y separación no conducirá a un colapso. Para otras personas, su pareja parecerá perfecta, bueno, muy probablemente, ¡esto no está tan lejos de la verdad!

Agua-Agua

Esta pareja nunca tendrá problemas con la falta de emociones. Serán muy sensibles y atentos entre sí, pero al mismo tiempo puede interferir con su relación. Como se mencionó anteriormente, el principal problema entre las personas del mismo elemento es la manifestación de exactamente las mismas cualidades negativas inherentes a su elemento. La gran emotividad de los signos de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) y el miedo a todo lo nuevo pueden llevar su relación al aislamiento del mundo exterior. De vez en cuando, los signos de Agua deben dejar emociones y quejas personales, pero si ambas partes son acuosas, esto es imposible. En un nivel intuitivo, se entenderán perfectamente, se apoyarán mutuamente, pero cuando se enfrenten con problemas nariz a nariz, ambos elegirán el camino donde no hay necesidad de involucrarse en la lucha. Además, pueden aumentar la tendencia a diversas fobias y nerviosismo, cuando ambos elementos acuáticos.

Los signos del elemento agua tienen mucho más miedo de ser rechazados o dejados solos que otros signos del otro elemento, como resultado de esto continuarán aferrándose a las relaciones que ya se han erradicado: incluso si su unión es muy infeliz, nadie con ellos tratará de romperla, esperando hasta que todo se resuelva solo. Los signos de agua están muy unidos al pasado, y valoran en la relación principalmente el lado carnal y la estabilidad emocional, la fiabilidad y la fidelidad. Las ventajas de esta asociación incluyen: entendimiento mutuo y la capacidad de soportar todo tipo de dificultades y obstáculos.

Compatibilidad de dos elementos opuestos

Fuego-Aire

Muy buena compatibilidad, si no genial. Ambos son ajenos al pesimismo y al pensamiento estrecho, muy inteligentes: aman todo lo nuevo. El elemento aire puede comprender fácilmente los pensamientos, sentimientos, acciones y el posible resultado del incendio, sin extinguir su inspiración. Sucede que la gente del aire no puede tomar sus propias decisiones, y en este momento nadie puede señalarles mejor que sus ardientes compañeros.

La relación de los signos opuestos del zodiaco, según los elementos (atención, solo elementos no antagonistas), se considera muy productiva y larga en astrología. Recordemos el principio formulado por el famoso y reconocido psicólogo suizo Jung: en cada idea, en su infancia, hay un opuesto, por ejemplo, en cada líder: Aries hay Libra que aspira a la igualdad y la armonía, en cada Leo amante del poder, un Acuario humano y un idealista. Sagitario - pensamiento lógico Géminis.

Y, sin embargo, aunque la combinación de las habilidades lógicas del aire y la incesante actividad del fuego parece perfecta a primera vista, ambos socios no tienen suficiente profundidad. Después de un largo período, los socios comienzan a sentir que ninguno de ellos es capaz de capturar completamente al otro, comienzan a sentir igualdad y respeto mutuos. Inicialmente, el fuego será seducido por el intelecto activo del aire, su ingenio y movilidad, y el aire, a su vez, por la facilidad y el deseo del poder del fuego.

Ambos socios son muy inolvidables, pronto borran de la memoria el descontento mutuo y las afirmaciones, lo que les permite continuar la relación. Sexualmente, son muy adecuados el uno para el otro: tanto aman las fantasías eróticas como las sexuales, y la colorida imaginación del aire es asombrosamente como el fuego. Es muy raro que el fuego encuentre a su compañero demasiado estético con respecto al amor y al sexo, y el aire puede encontrar que su compañero es impaciente e ilegible, pero esto rara vez lleva a los socios a largas disputas.

Tierra-Agua

Estos elementos se adaptan muy bien entre sí. La fiabilidad, la fidelidad y la constancia de la tierra se combinan perfectamente con la indefensión, la vulnerabilidad y la sensibilidad del agua. Con el agua, la tierra no se siente muy tensa y ansiosa, como con un hombre del elemento Fuego, o vacilante, indecisa y oprimida, como con un hombre del elemento Aire. Pero incluso en la mejor compatibilidad de los elementos, también puede haber sus inconvenientes en este caso: fluctuaciones frecuentes y pesimismo inherentes tanto a los elementos de la tierra como a los elementos del agua. Si la tierra se encuentra con problemas prácticos y el agua teme por su propia seguridad, nada podrá renovar su confianza una vez que se pierdan una vez en el otro. Entonces pueden comenzar a retirarse dentro de sí mismos, cada uno interesado solo en problemas personales.

Sexualmente, estos elementos son perfectamente compatibles entre sí. El agua se siente segura con el hombre terrenal, por así decirlo "a gusto", y un hermoso campo emocional ayuda y mejora muy bien su armonía sexual. La tierra arranca en el agua y muestra la sensibilidad y la aguda susceptibilidad que atesora a los extremos; Además, la gran necesidad de agua en el contacto sexual (asociada con la confianza emocional en una pareja) también satisface los deseos de los primeros.

Compatibilidad de otros elementos

Fuego-Tierra

Los elementos del fuego y la tierra son elementos antagónicos (hostiles) entre sí. La tierra apaga el fuego, y el fuego quema la tierra. Aunque en una relación a largo plazo a veces se encuentra esta combinación: aunque los valores de estas personas y su comportamiento son absolutamente antagónicos, cada uno de ellos probablemente se beneficiará de esta relación. La vida solo en la actualidad, la voluntad y la incontinencia en todo lo característico del fuego, muy rápidamente se limitarán a la sobriedad y practicidad inherentes a los elementos terrenales. Los Capricornios a menudo atraen a Aries, Tauro - Leo, y Virgo - Sagitario: los elementos antagónicos se atraen fuertemente. Pero no de por vida ...

Y, sin embargo, algún día, la persistencia, el cuidado y el pragmatismo del elemento Tierra comenzarán a actuar sobre los nervios de su ardiente compañero, cuya imprudencia e impulsividad serán insoportables para la tierra. Muy a menudo hay problemas sexuales. Al comienzo de una relación, surge una fuerte atracción, pero ya extremadamente rápido el fuego comenzará a oprimir a la tierra con su agresividad y extravagancia en los problemas de género, pensando que su compañero terrenal es triste y no inventivo.

Cuando inevitablemente llega el momento en la relación entre los elementos de la tierra y el fuego, cuando comprenden su incompatibilidad y disparidad entre ellos, entonces la formación adicional de su relación dependerá principalmente de ellos mismos. Será necesario que el fuego comprenda cuán importante es tener en cuenta la realidad y, al menos en ocasiones, mirar las perspectivas, ya que ha dejado de trasladar toda la carga de preocupaciones prácticas a su socio. Para este último, es necesario evaluar en su compañero su voluntad de buen corazón y su constante disposición a correr riesgos.

Pero si ambos socios creen que es él quien tiene razón, sin querer un entendimiento mutuo, se alejarán más y más el uno del otro: el fuego, cada vez más frío, y la tierra, cada vez más sombrío y restringido. Sin embargo, para decidir tomar el camino del autodesarrollo y el desarrollo espiritual, tienen la oportunidad de alcanzar un nivel de relaciones fundamentalmente diferente. Pero para esto necesitan gastar mucho tiempo y energía para encontrar un entendimiento mutuo en una relación y encontrar un compromiso.

Fuego-Agua

La compatibilidad del fuego y el agua en las relaciones es la más problemática, el entorno de todas las combinaciones son estos elementos y, por lo tanto, sus signos, antagónicos entre sí. Ambos elementos son extremadamente excitables, pero de maneras completamente diferentes. El fuego es de mal genio y espontáneo, sus emociones se abordan en el exterior. El agua, el elemento es más maleable y pasivo, necesita apoyo emocional y comprensión. Los signos de fuego son extremadamente ciegos, se olvidan sin dificultad y se disculpan con sus compañeros por sus errores; los de agua son muy susceptibles y vulnerables, una vez ofendidos, siempre pueden guardar resentimiento y maldad contra su delincuente. El compañero ardiente está nervioso por el rápido cambio de humor en el agua, el compañero de agua piensa que el fuego es muy egocéntrico y sin alma. Por lo tanto, en estas relaciones siempre aparece la mayor cantidad de disputas y omisiones.

Sin embargo, el fuego no quiere insultar a un compañero cercano, debido a la falta de voluntad del agua para expresar su dolor, la tensión emocional se acumula entre ellos. Cuando un hombre de agua explota, incapaz de seguir sintiendo resentimiento, una señal ardiente, en lugar de apaciguar a un compañero cercano, a menudo permanece completamente indiferente a él.

El principal problema que enfrentan cada uno de los socios en estas relaciones es aprender a comprender y aceptar el mundo emocional de su pareja, a diferencia de su mundo personal. El fuego está obligado a acostumbrarse a tener en cuenta la sensibilidad y el resentimiento de un compañero cercano, y el agua debe renunciar a la forma de soportar sus propios insultos cada vez, almacenándolos más y más con cada nuevo día. Al comienzo de la relación, funciona el principio de atracción de los opuestos antagónicos: Aries / Cáncer, Leo / Escorpio y Sagitario / Piscis.

En términos sexuales, la compatibilidad del fuego y el agua solo es posible al comienzo de la relación, cuando el fuego aún conserva su impulsividad y el agua no tuvo tiempo de acumular insultos e insultos. Sin embargo, en el futuro, esta pareja puede esperar grandes problemas: la sexualidad del elemento agua está fuertemente asociada con sus emociones, y debido al hecho de que tienen suficiente para sentirse ofendidos o simplemente de mal humor para desacelerar sexualmente.

Por el contrario, si el fuego no está físicamente enfermo, se enciende constantemente sin dificultad: al ver esto, el agua a menudo se negará a tener relaciones sexuales con él, con la idea de vengar el insulto infligido, y el sexo será solo un arma en la guerra de dos socios. La diferencia emocional, mental y sexual les impedirá vivir juntos una vida larga y estable.

Tierra-Aire

Las semillas que hacen que la tierra sea fértil se propagan por el aire; sin embargo, el aire a menudo priva a la tierra de la humedad vital y puede levantar nubes de polvo. La relación entre tierra y aire será muy, muy problemática, así como la relación entre fuego y agua. Los signos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) creen que los signos de aire (Géminis, Libra y Acuario) son muy superficiales. Además, los signos de tierra suprimen a sus socios con su conservadurismo y pragmatismo. Sin embargo, la tierra no puede entender ni dominar los signos de aire.

Por lo general, las personas de estos elementos no se esfuerzan realmente por estar juntas y, sin embargo, si se establece algún tipo de relación entre los elementos de la tierra y el aire, pueden ser tanto productivas como a largo plazo. Las personas del elemento Tierra y el aire están unidas por un tipo de pensamiento racional y lógico, las diferencias entre ellos solo se deben al hecho de que las personas del elemento Aire son mucho más inteligentes y prefieren teorizar, mientras que las personas del elemento Tierra en sus pensamientos y puntos de vista permanecen siempre sobrios y realistas. Práctica de amor Sin embargo, la combinación de las cualidades de pensamiento de estos elementos: la inteligencia brillante de las personas "aéreas" con el talento para organizarse y la constancia de las personas "terrenales" puede ser extremadamente productiva.

Esta relación puede tener problemas emocionales y sexuales. Estos dos elementos son muy diferentes entre sí, por lo que puede ser difícil para ellos vivir juntos. A las personas de ambos elementos no les gusta hablar de sus sentimientos, el aire porque vive principalmente con la razón y la tierra, porque constantemente está tratando de mantener sus emociones bajo control, para controlarlos. Debido a este estado de cosas, una persona aérea puede considerar que su pareja no es sofisticada y romántica, y una persona en la tierra estará nerviosa por la incapacidad del aire en la esfera sexual para responder a la estimulación sexual puramente física y prescindir de varias fantasías y razonamientos románticos. Como saben, el matrimonio en esas personas, donde el sexo tiene un papel bastante importante, será problemático.

Aire-Agua

La combinación de estos elementos no es muy buena: los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) viven de los sentimientos, y los signos de aire (Géminis, Libra y Acuario) no. Pero no es raro que estos elementos se atraigan entre sí, esto es como la muerte. El signo de aire admira la sensibilidad y receptividad, misterio y misterio, así como la intuición del signo de agua, y al signo de agua le gusta la sociabilidad, las habilidades de comunicación, la buena inteligencia y la versatilidad de los intereses del signo de aire.

Al comienzo del desarrollo de estas relaciones, los socios, como suele suceder entre elementos antagónicos, están completamente absortos entre sí: el aire busca comprender un cambio incomprensible en la disposición del espíritu de una persona acuática, hechizado por el brillo de la mente y la capacidad de la persona del aire para comunicarse. En el sexo, ambos necesitan romance y sublimidad. Pero muy pronto comenzarán a comprender cuán diferentes entre sí y cómo les resulta difícil estar juntos.