Arcanos mayores Tarot

Los arcanos mayores: un grupo de cartas en la baraja del Tarot, responsable de eventos importantes en la vida humana. Su historia lleva al lector al Antiguo Egipto. Había 22 imágenes enormes en las paredes de los templos. En cada uno de ellos estaba "sellado" algún significado superior, una idea importante. Solo los sacerdotes y algunos iniciados entendieron la esencia de los dibujos secretos. Estas imágenes se convirtieron en el prototipo de las cartas principales. Luego se les añadió el grupo más joven. Cientos o incluso miles de lectores de tarot ponen su tiempo en el altar del conocimiento para comprender qué significan exactamente los bocetos egipcios. Como resultado, aún lograron arrojar luz sobre la sabiduría antigua.

Significado de los Arcanos Mayores en el Tarot

En cualquier baraja de Tarot, los arcanos mayores son un reflejo del mundo interior de una persona. Cada parte separada de este grupo muestra una sección del Gran Camino a lo largo del cual se mueve una persona. El viaje comienza con el Bufón y termina con el Mundo. Desde el exterior, puedes ver cómo el primer pensamiento se transforma en un resultado específico. Además, los arcanos mayores personifican arquetipos, las imágenes originales que contiene el subconsciente humano. Con la ayuda de las cartas principales, no solo puedes realizar sesiones de adivinación, sino también trabajar con la psique. Hay técnicas que requieren solo 22 arcanos mayores. Esta práctica es apta para principiantes y también para profesionales.

Todos los arcanos mayores son importantes en las tiradas. Vale la pena prestarles atención en primer lugar. Por lo tanto, el pronóstico se basa en la carta principal y los palos menores solo complementarán el significado general de la adivinación. Puedes comparar el significado de los arcanos mayores con sustantivos y verbos. Los más jóvenes son adjetivos. Con el tiempo, el practicante aprende a leer muy rápidamente, sin pensar en cada "palabra" individual. No te olvides de la posición invertida. En este caso, los arcanos mayores se juegan como un arquetipo de sombra, el reverso. Todo en este mundo es dual, y el Tarot no es una excepción.

Tres grupos de los arcanos mayores

La palabra en sí proviene del latín "arcanum": un misterio, un secreto. Por lo tanto, las cartas principales muestran información oculta visualizada en un arquetipo particular. En 1913 P. D. Uspensky presentó al mundo su visión de la estructura del Tarot. Creía que la baraja muestra la relación entre el hombre, Dios y el universo. Entonces, los arcanos mayores, en su opinión, son un reflejo del Todopoderoso. Se dividen en tres grupos: Mente, Alma y Ser. Uspensky propuso colocar al Bufón en el centro y considerarlo la esencia misma del individuo. Es la fuente de la que todo brota en el mundo manifestado y también en el interior.

Arcanos de la mente

El grupo de la Razón incluye los arcanos mayores desde el primero hasta el séptimo. El Mago comienza esta cadena. Simboliza el primer pensamiento, el nacimiento de un plan de acción. Luego viene la Sacerdotisa. Esta carta muestra la influencia de la mente subconsciente en el proceso de pensamiento. Entonces la Emperatriz entra en juego. Da motivación y sentimientos. El Emperador es responsable de la fuerza, el poder. El Sacerdote parece dar una bendición, permitiendo que los pensamientos toquen el alma. Los Enamorados personifica la elección, la eterna oscilación entre "hacer" y "no hacer". El Carro muestra disposición para la acción. Sin embargo, esto sigue siendo el comienzo del viaje. Además, el primer impulso debe pasar por el corazón humano.

Arcanos del alma

El alma es una especie de filtro que separa el trigo de la paja. Los arcanos mayores de este grupo también tienen siete posiciones. La Fuerza denota una lucha interna, una disposición a enfrentar los obstáculos con la visera abierta. El Ermitaño es responsable del autoconocimiento, la soledad en aras del crecimiento espiritual. La Rueda de la Fortuna representa la confianza en el mundo, la vida en el ritmo del universo. La Justicia simboliza la voz de la conciencia, la moralidad. El Colgado muestra la capacidad de establecer restricciones, prohibiciones. La Muerte representa una etapa de transición. Y la Templanza parece sanar las heridas recibidas, da esperanza para futuras victorias. El interrogador logró ponerse de acuerdo consigo mismo, comprender los sentimientos que experimentó. Ahora es el momento de la acción.

Arcanos del siendo

El siendo es la manifestación del individuo en el mundo exterior. Los arcanos mayores de este grupo muestran eventos importantes que no se pueden pasar. Todo buscador tendrá que enfrentarse a ellos. El Diablo personifica todo tipo de tentaciones. Satanás es como un obstáculo donde muchos tropiezan. La Torre muestra: destrucción, penurias de la vida, crisis. Pero la Estrella da esperanza de un futuro brillante, ayuda a sanar. La Luna continúa nuevamente con motivos negativos: significa soledad, experiencias. El Sol también simboliza la victoria, la superación completa de los obstáculos. El Juicio Final apunta a hechos pasados, predetermina un final bien merecido. El Mundo muestra la finalización del proceso en consideración, el logro de la meta. El Mago es coronado con la Corona, ha completado su viaje.

Significado de las cartas de los arcanos mayores

Además de varios tipos de misterios, los arcanos mayores también muestran fenómenos terrenales ordinarios. Puedes considerar la baraja del Tarot como una especie de holograma de la vida, en el que hay absolutamente de todo. Este viaje comienza con el nacimiento y termina con la muerte. Pero además de las manifestaciones físicas, aquí también se muestran las pruebas espirituales. Por lo tanto, puede considerar las cartas principales desde cualquier lado: el mazo "hablará" con el adivino en un idioma que entienda. La posición invertida dará significados adicionales, asociaciones. En este caso, el tipo de cartas hablará de las características menos pronunciadas o un exceso de energía. Debe concentrarse en las posiciones que lo acompañan y en sus propios sentimientos desde la tirada.

El Loco

Cero o el Loco en una posición directa significa creatividad y un enfoque no trivial. El Bufón personifica un excelente humor y la capacidad de simplemente disfrutar de la vida sin preocuparse por el mañana. Espiritualmente, los arcanos mayores sin número muestran iluminación. El individuo está listo para percibir la vida directamente y no a través de los filtros impuestos por la mente. En forma invertida, el Tonto simboliza la imprudencia, las esperanzas vacías. Esta información es falsa. A menudo, de esta forma, el Mendigo cae cuando quiere comprobar el tarot. Se le dan deliberadamente datos falsos para ponerlo en una posición incómoda.

El Mago

El Mago implica una actitud interior hacia la victoria. El arcano mayor en el número uno muestra la capacidad de trabajar con lo que es. En el plan de vida habitual, el Hechicero se desarrollará como acciones concretas, pasos hacia la meta. También denota un sutil juego psicológico. Pero en el contexto de la espiritualidad, el Encantador personifica el uso de un enfoque no estándar. El interrogador puede buscar ayuda de magos y psíquicos, o tratar de conjurar de forma independiente. En la posición invertida, el Malabarista muestra una franca manipulación, un enfoque egoísta. Alguien se cubre con toda la manta, independientemente de las opiniones de los demás.

La Suma Sacerdotisa

La Sacerdotisa es un reflejo del inconsciente. Denota un potencial psíquico oculto, así como un anhelo por las ciencias ocultas. Más arcanos mayores en el número dos personifican una información secreta y oculta. A menudo, la Papisa cae cuando una persona o evento no se puede contar de manera confiable. El objeto de interés parece estar envuelto en niebla. La Suma Sacerdotisa invertida muestra a una mujer secreta: una amante. Deliberadamente, quieren ocultar algo al consultante para que se equivoque. Además, la posición de la carta insinúa la magia del amor. En algunos casos, simboliza a una chica específica: una bruja o hechicera.

La Emperatriz

La Emperatriz es el arquetipo de la Madre. Muestra la capacidad de dar vida y cuidar a su descendencia. Al mismo tiempo, tanto un niño directamente humano como un nuevo proyecto pueden considerarse niños. En cualquier caso, el interrogador debe invertir en la implementación del plan. Además, el arcano mayor en el número tres denota vida, familia. Pero en el sentido invertido, la Señora insinúa excesiva pretensión, tutela. En la vida real, la posición de la carta se desarrollará como la presencia de cierta dama, dominando al adivino. Puede ser: madre, abuela, jefa. Con su sobreprotección y severidad, no permite que el consultante se vuelva independiente.

El Emperador

El Emperador es responsable del arquetipo del Padre. Significa resistencia, perseverancia. Los arcanos mayores debajo del cuarto número simbolizan una posición estable, confiabilidad. El Señor muestra a un hombre específico: padre, abuelo, jefe. También puede hablar de algún negocio, negocio. A menudo simboliza bienes raíces. En una posición invertida, personifica la presión excesiva. Tener un apartamento o una casa se convierte en una carga. Un hombre, en cambio, cruza fronteras, muestra crueldad y despotismo. El emperador en el "menos" es una energía desenfrenada que es capaz de destruir todo a su paso.

El Hierofante

Papa o Sumo Sacerdote muestra confesores, sacerdotes. Es una iglesia, una religión. Además, el arcano mayor en el número cinco indica medicina o enseñanza. El Hierofante significa gurús espirituales que guían a su rebaño hacia la verdad. También simboliza el matrimonio en una iglesia, una boda. También habla de sistemas jerárquicos – relaciones verticales. Pero en sentido inverso, se juega como una falsa enseñanza. Se utilizará la confianza del consultante. La religión se convierte sólo en un método de supresión. El riesgo de caer en una secta es grande. El interrogador está psicológicamente abierto a todo tipo de charlatanes y personalidades sospechosas.

Los Enamorados

Los Enamorados es una carta de elección. Implica una bifurcación en el camino, la necesidad de tomar una decisión final. A menudo, las perspectivas que se abren resultan ser completamente opuestas. Y la vida futura depende de la elección de la dirección posterior. Los arcanos mayores en el número seis pueden hablar de fluctuaciones entre dos socios, así como varias ofertas de trabajo. Al revés, los Amantes es responsable de la incapacidad para tomar decisiones. El consultante piensa en algo todo el tiempo, pero tiene miedo de dar un paso en una dirección u otra. Con este enfoque, no se pueden esperar cambios drásticos.

El Carro

El Carro muestra movimiento alrededor del mundo o algún tipo de crecimiento, desarrollo en algo. El arcano mayor en el número siete personifica la transición, el punto de inflexión. El camino hacia lo nuevo se está abriendo, por lo que se requiere decisión del consultante. En posición invertida, el Carruaje muestra un movimiento retrógrado. Esto es degradación, un regreso al pasado. A veces se perderá por correr en círculo o por un esfuerzo extra. Una persona no quiere esperar por algo, apresura las cosas. Sin embargo, el futuro aún no se ha formado y, por lo tanto, todos los intentos de burlar al destino no tendrán éxito. Además de la intención interna, deben aparecer factores favorables.

La Fuerza

La Fuerza es una carta de una gran cantidad de energía, poder. En la vida real, los arcanos mayores bajo el octavo número muestran la necesidad de luchar con algo. El adivino vencerá incluso a un oponente más fuerte e influyente. Lo mismo se aplica a la lucha interna: será posible elevarse por encima de los deseos básicos. El Poder invertido predice la derrota debido a un temperamento ardiente. Es un fuego imparable que puede destruir todo a su paso. O el consultante se enfrentará a un oponente más poderoso al que no puede vencer. En este caso, la suerte deja al que pregunta y se pasa al lado del enemigo.

El Ermitaño

El Ermitaño muestra un estilo de vida solitario, reflexiones sobre lo eterno. El interrogador se descubre a sí mismo, descubre nuevos talentos. El arcano mayor debajo del noveno número denota un enfoque filosófico de la vida. El Anciano también habla de dejar a alguien o una situación. Una persona está dispuesta a dejar mucho para ir por un camino diferente. En posición invertida, el Ermitaño indica intentos de fuga. La persona elude la responsabilidad o evita los encuentros con el mundo real. En cualquier caso, no vive una vida plena, prefiriendo esconderse detrás de una pila de libros. Y todo esto se entrega por supuestamente obtener los conocimientos necesarios.

La Rueda de la Fortuna

La Rueda de la Fortuna personifica el destino mismo y su variabilidad. Muestra periodicidad, suerte y felicidad temporal. El arcano mayor número diez es el boleto a una vida mejor. Nadie puede garantizar una victoria, porque aquí todo se decide por casualidad. Sin embargo, la fortuna a veces les da a las personas arriesgadas una razón para beber champán. Pero en forma opuesta, la Rueda de Samsara indica mala suerte crónica, fracaso constante. En la vida de un adivino comienza una racha negra con todas sus consecuencias. Una persona también tiene suerte, pero, por desgracia, en la otra dirección. De nada sirve luchar contra el destino, por lo que la única salida es aguantar y esperar tiempos mejores.

La Justicia

La Justicia se encarga de la liquidación de intereses. Esto es moralidad, conciencia. El arcano mayor bajo el undécimo número a menudo se juega como litigio, trabajo con papeles. Y en este caso, la verdad será para el que pregunta. Podrá alcanzar la justicia, defender sus propios derechos. Y en forma contraria, la Jurisprudencia implica la pérdida de sustento, cualidades morales. Entonces, una persona puede tomar la decisión equivocada o malinterpretar algo. Existe un gran riesgo de perder el caso en los tribunales, incluso si la persona es inocente. A veces, la vista invertida de la carta muestra casos fabricados, corrupción.

El Colgado

El Colgado, incluso en forma directa, tiene un significado negativo. La carta muestra asuntos prolongados, la incapacidad de moverse. Los arcanos mayores bajo el duodécimo número se juegan positivamente solo si la pregunta se refiere a una enfermedad. En este caso, el Ahorcado implica remisión. En forma opuesta, simboliza la debilidad, la incapacidad de salir de la trampa creada por uno mismo. Una persona se convierte en rehén de sus ideas y acciones. Cayó en una trampa, pero no sabe cómo salir de allí. Aquí vale la pena culparse solo a uno mismo. En la posición invertida, la carta da la oportunidad de salir del estancamiento.

La Muerte

La Muerte marca el final de un período. Puede ser una muerte física o una crisis espiritual. En cualquier caso, la vida del consultante cambiará drásticamente. El arcano mayor bajo el decimotercer número promete eventos fatales. Además, el desarrollo posterior de la situación puede resultar bastante positivo. Algo nuevo siempre llega al lugar de la pérdida. Pero en la forma opuesta, la Parca indica estar atrapado en el pasado. Una persona no quiere dejar ir a una ex pareja o dejar un trabajo aburrido. Así, simplemente se distancia del mejor futuro posible. El miedo a soltar pone fin a posibles cambios positivos.

La Templanza

La Templanza es la carta del medio. Muestra un período tranquilo de la vida, la oportunidad de pensar mucho, relajarse. Una persona no está esperando ningún shock o prueba. El destino pareció darle un cupón para un viaje al SPA. Los arcanos mayores en el número catorce son responsables de eventos que no cambiarán de ninguna manera. El adivino permanecerá en el mismo punto donde estaba antes. Pero en la posición opuesta, el Equilibrio se perderá como estancamiento, falta de voluntad para desarrollarse. El individuo es innecesariamente lento, inerte. Aquí es de donde viene todo el problema. Cuando es necesario mostrar actividad, el consultante comienza a realizar un análisis detallado.

El Diablo

El Diablo señala todos los bajos deseos del hombre, los pecados. Sin embargo, el arcano mayor en el número quince puede prometer un éxito sin precedentes, gran influencia, fama y fortuna. No hay barreras para el Dios Oscuro. Él otorga todas las bendiciones a sus pupilos. Pero a cambio, exige mucho. En una posición invertida, Baphomet muestra traición, mentiras reveladas y una caída de estatus. Las aguas oscuras trajeron a la superficie todos los pecados del interrogador. Ahora tienes que cargar con la culpa de los errores del pasado. En algunos casos, el Diablo invertido se jugará como una especie de castigo, una maldición. También es todo tipo de adicciones, adicciones.

La Torre

La Torre indica destrucción, escándalos y peleas. Es una energía poderosa con un gran potencial. Sin embargo, ahora solo anula todos los esfuerzos del interrogador. El arcano mayor en el número dieciséis significa pérdida, retroceso. Todo lo que una vez fue creado por un adivino simplemente se convertirá en polvo. Y no tiene sentido luchar contra la vida, tratando de restaurar algo. En una posición invertida, la Casa de Dios simboliza la agresión contenida. Sin embargo, la psique del interrogador mismo sufre tal presión. Tarde o temprano explotará, y entonces las pérdidas son inevitables. No hay nada peor que una persona tranquila que está cabreada por las circunstancias.

La Estrella

La Estrella es un símbolo de esperanza. La carta a menudo muestra sueños, fantasías y sueños sobre el futuro. El arcano mayor en el número diecisiete indica pensamiento creativo, arte. Además, la carta de los Sueños habla de grandes distancias, tanto física como psicológicamente. A veces muestra amor platónico. En forma invertida, personifica una tendencia a embellecerse, mentirse a uno mismo y a los demás. Esto es inseguridad, inconstancia, andar en las nubes. Una persona vive en ilusiones, no quiere aceptar el estado real de las cosas. Es mucho más fácil para ella vivir en sus propias fantasías que dar un paso decisivo.

La Luna

La Luna simboliza los rincones ocultos del alma. Este es el inconsciente, la otra cara de la moneda. En la carta Crepúsculo, también pasan a menudo diversas influencias mágicas y prácticas adivinatorias. Los arcanos mayores en el número dieciocho significan: ocultar la verdad, momentos no completamente entendidos. Además, la carta representa una buena intuición. Invertida, promete riñas y escándalos. Las personas no pueden estar de acuerdo entre sí y, por lo tanto, destruyen asuntos y proyectos conjuntos. Aquí el Crepúsculo invertido se jugará como una mentira, un deseo de evitar que el oponente triunfe. La posición de la carta también indica la presencia de miedos, fobias.

El Sol

El Sol es una carta de éxito, alegría y diversión. El arcano mayor en el número diecinueve tiene una energía "caliente" que puede motivar. El consultante logrará su objetivo, podrá ganar fama e influencia. La carta también da derecho a tomar un tiempo muerto, a descansar. El interrogador ha trabajado duro y ahora está cosechando las recompensas. En forma invertida, la Prosperidad insinúa egoísmo o narcisismo. Esta posición simboliza la arrogancia, el deseo de ser el primero en todo, incluso en detrimento de los demás. La misma energía del Sol es capaz de quemar, de infligir una herida. A veces, la actividad excesiva solo destruye, no te permite mirarte desde afuera.

El Juicio

El Juicio Final simboliza el resumen, el final. Todos recibirán estrictamente de acuerdo con sus méritos. Los arcanos mayores en el número veinte indican la influencia de la conciencia, la ética interna. El que es puro de alma y pensamientos definitivamente tomará lo que le corresponde. Los Poderes Superiores no duermen, ven todo lo que sucede en la tierra. En sentido contrario, la Eternidad se juega como olvido, apartándose. Una persona tiene que esperar mucho tiempo para algo. Sin embargo, nunca obtiene la respuesta final. Además, la posición de la carta indica el castigo debido. En algunos casos, la Sentencia invertida alude a la muerte física.

El Mundo

El Mundo es la carta final. Muestra la culminación de alguna etapa de la vida. El interrogador pronto recibirá una recompensa por todos los trabajos y penalidades. El arcano mayor en el número veintiuno indica un destino feliz, la oportunidad de relajarse, encontrar la armonía. Esto es amor, belleza externa e interna. La carta también denota el propio planeta Tierra, largas distancias, espacio de Internet. Pero en forma invertida, la Corona de Magos personifica el deambular en las nubes en lugar de acciones específicas. Una persona se levanta del suelo y se olvida de sus deberes. Se atasca en la espiritualidad, se disuelve en otra persona. Pero todo esto es muy peligroso, ya que aumenta el riesgo de caer desde una gran altura.

Arcanos del Tarot